La sedestación es una de las posiciones anatómicas básicas. Mantenerse sentado de forma autónoma es una capacidad fundamental para la salud y el bienestar de las personas. Muchas personas con movilidad reducida precisan de silla de ruedas para poder desplazarse. Permanecen largos períodos en sedestación (posición sentada), por lo que es esencial que el individuo desarrolle sus actividades cotidianas con total normalidad y se mueva cómodamente en su entorno, mediante una posición en la silla de ruedas que maximice su capacidad funcional y cognitiva.

      Por tanto, ¿cuáles son los beneficios de un correcto posicionamiento en sedestación?

  • Proporcionar el máximo confort, para incrementar la tolerancia a la sedestación.
  • Prevenir las úlceras por presión.
  • Minimizar posibles deformidades músculo-esqueléticas, que podrían aparecer al permanecer largos períodos de tiempo en la misma postura.
  • Promover posturas simétricas, para prevenir deformidades. Es decir, que ambos hemicuerpos (izquierdo y derecho) estén lo más igualados posible.
  • Mejorar el tono muscular, para que esté preparado para actuar e inhibir movimientos involuntarios.
  • Disminuir las algias.
  • Mejorar las funciones de deglución y respiración.
  • Mejorar otras funcionalidades, como el campo visual y las capacidades perceptivas.
  • Procurar la máxima autonomía posible.
  • Mejorar la autoestima y la calidad de vida y proyectar una buena imagen corporal, saludable y atractiva.
  • Mejorar el desarrollo motor, tratando de conseguir el máximo potencial, y las relaciones sociales.

     ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir productos para el posicionamiento y la sedestación? Estos son algunos de los aspectos más importantes:

  • La comodidad del usuario: tolerancia en estático y en movimiento.
  • Su independencia funcional: las influencias dde las posturas en la movilidad que puede tener el usuario, la respiración y deglución, etc.
  • Movimientos intencionales.
  • Seguridad: gestión de riesgos compensada con los posibles beneficios.
  • Posición pélvica: influencia de la forma de la columna y la posición de cuello y cabeza.
  • Posición de los pies, porque tiene impacto en la posición de la pelvis.
  • Flexibilidad ante la necesidad de realizar correcciones posturales.
  • Tono del músculo, el cual se ve afectado por el posicionamiento.
  • Tolerancia a los diferentes tejidos: sensibilidad a la presión, cizallamiento y condiciones desfavorables del microclima.

     En Natal, tu ortopedia en Salamanca,  te ayudamos elegir el sistema de posicionamiento en sedestación más adecuado y adaptado a las necesidades personales del usuario, para conseguir el máximo confort y seguridad.

PRODUCTOS ANTIESCARAS
SUJECIONES, RESPALDOS, ALMOHADAS Y MÁS